Sección de articulos

Suicidio

Suicidio

Comprendiendo el suicidio

El suicidio es un intento desesperado de escapar del sufrimiento que se ha vuelto insoportable. Cegados por los sentimientos de auto-odio, desesperanza y aislamiento, la persona suicida no encuentra ninguna manera de evitar el dolor excepto terminar con su vida. Pero a pesar de su deseo de que el dolor se detenga, la mayoría de las personas suicidas están en conflicto profundo en cuanto quitarse la vida. Desearían que hubiera otra alternativa, pero simplemente no la pueden ver.

Conceptos comunes y erróneos sobre el suicidio

Mito: Las personas que hablan de suicidio no lo harán.

Realidad: Casi todos los que intentan suicidarse han dado alguna pista o advertencia. No ignore ni siquiera las referencias indirectas a la muerte o al suicidio. Declaraciones como "te arrepentirás cuando me haya ido", "No puedo ver ninguna salida", - no importa que se diga casualmente o en broma, puede indicar serios sentimientos suicidas.

Mito: Cualquiera que intente quitarse la vida debe estar loco.

Realidad: La mayoría de las personas suicidas no son psicóticas o locas. Posiblemente están perturbados, afligidos, deprimidos o desesperados por el dolor, pero la angustia extrema y el dolor emocional no son necesariamente síntomas de enfermedad mental.

Mito: Si una persona está determinada a quitarse la vida, nada la detendrá.

Realidad: Incluso la persona más severamente deprimida tiene sentimientos confundidos acerca de la muerte, vacilando hasta el último momento entre querer vivir y querer morir. La mayoría de las personas suicidas no quieren morir; simplemente quieren que el dolor se detenga. El impulso de acabar con todo, por más dominante que sea, no dura para siempre.

Mito: Las personas que mueren por suicidio son personas que no estuvieron dispuestas a pedir ayuda.

Realidad: Estudios de víctimas de suicidio han demostrado que más de la mitad han buscado ayuda médica en los seis meses anteriores a su muerte.

Mito: Hablar de suicidio puede darle a alguien la idea de suicidarse.

Realidad: No le dan ideas suicidas a una persona suicida simplemente por hablar del suicidio con una persona. Al contrario: educar a la persona en cuanto al suicidio y discutirlo abiertamente es una de las cosas más útiles que puede hacer.

Señales de advertencia en cuanto al suicidio

La mayoría de las personas suicidas dan señales de advertencia en cuanto a sus intenciones. La mejor manera de prevenir el suicidio es reconocer estas señales de advertencia y saber cómo responder si usted las reconoce. Tome cualquier conversación o comportamiento suicida muy en serio. Que la persona esté pensando en suicidarse no es solo una señal de advertencia, sino un grito para pedir ayuda.

Señales de advertencia de suicidio

Hablan de suicidio - Cualquier conversación sobre suicidio, morir o auto lastimarse, tales como "Ojalá no hubiera nacido", "Si te vuelvo a ver..." y "Estaría mejor muerto(a)".

Buscan métodos letales - Buscan acceso a armas, píldoras, cuchillos u otros objetos que podrían ser utilizados en un intento de suicidio.

Preocupación por la muerte – Insólito enfoque en la muerte, morir o la violencia. Escribir poemas o relatos sobre la muerte.

No hay esperanza para el futuro - Sentimientos de impotencia, desesperanza y de estar atrapado ("No hay manera de salir"). Creen que las cosas nunca mejorarán o cambiarán..

Auto-aborrecimiento, auto-odio - Sentimientos de inutilidad, culpa, vergüenza y auto-odio. Sentirse como una carga ("Todo el mundo estaría mejor sin mí").

Ponen sus asuntos en orden - Hacen un testamento, regalan posesiones muy queridas. Se ponen a cuenta con los miembros de la familia.

Dicen adiós o se despiden - Visitan o llaman a familiares y amigos inusual o inesperadamente. Dicen adiós a la gente como si no fueran a verlos de nuevo.

Se retraen o se aíslan de los demás – Se retiran de amigos y familiares. Aumentan el aislamiento social. Desean que los dejen en paz.

Tienen comportamiento autodestructivo - Aumentan el consumo de alcohol o drogas, conducen imprudentemente, tienen sexo arriesgado. Toman riesgos innecesarios como si tuvieran un "deseo de muerte".

Sienten una repentina sensación de calma – El experimentar una súbita sensación de calma y felicidad después de estar extremadamente deprimidos puede significar que la persona ha tomado la decisión de suicidarse.

Hable si está preocupado

Hablar con un amigo o familiar acerca de sus pensamientos y sentimientos suicidas puede ser extremadamente difícil para cualquiera. pero si usted no está seguro de que alguien tiene estos sentimientos y pensamientos, la mejor manera de averiguarlo es preguntar. No puede hacer que una persona se quiera quitar la vida por mostrarle que a usted le preocupa. De hecho, darle a la persona suicida la oportunidad de expresar sus sentimientos puede proporcionar alivio de la soledad y los sentimientos negativos reprimidos, y puede prevenir un intento de suicidio.

Maneras de iniciar una conversación sobre el suicidio

  • "Últimamente me he sentido preocupado por usted."
  • "Recientemente, he notado algunas diferencias en usted y me he preguntado cómo está."
  • "Quería hablar con usted porque últimamente lo noto cambiado."

Preguntas que puede hacer:

  • "¿Cuándo empezó a sentirse así?"
  • "¿Sucedió algo que le hizo sentirse así?
  • "¿De que manera le puedo ayudar mejor en este momento?"
  • "¿Ha pensado en buscar ayuda?"

Lo que puede decir que ayuda:

  • "No está solo en esto, estoy aquí para usted."
  • "Tal vez no lo crea ahora, pero la forma en que se siente cambiará."
  • "Tal vez no puedo entender exactamente cómo se siente, pero me preocupa y quiero ayudarle."".
  • "Cuando quiera darse por vencido, dígase que aguardará un día, una hora, un minuto mas."
Todos Los Derechos Reservados © Salud a tu Alcance - 2018