Sección de articulos

Cefalea

Cefalea

La cefalea o dolor de cabeza representa una de las formas más comunes de dolor en la raza humana. Generalmente el dolor de cabeza se presenta de forma intermitente. Las formas más frecuentes corresponden a la migraña o jaqueca y a la cefalea de tensión.

Tanto las cefaleas crónicas como las recidivantes pueden provocar dolor y angustia, pero es infrecuente que reflejen un problema grave de salud. Sin embargo, cualquier cambio en el patrón o la naturaleza del dolor de cabeza podría ser el síntoma de un problema grave (por ejemplo, un dolor que era esporádico cambie a frecuente, o de leve a agudo), y por este motivo se debería solicitar la asistencia médica lo antes posible.

Causas

Estas son las causas más comunes:

  • Herencia: una gran mayoría de pacientes migrañosos tienen padres o hermanos con migraña. Aunque la forma de herencia no está totalmente establecida, en algunas formas especiales de migraña (migraña hemipléjica familiar) ya se ha identificado el gen que la transmite situado en el cromosoma 9.
     
  • Edad: existe migraña en la infancia; aunque es menos frecuente. A estas edades la migraña se presenta por igual en niños y niñas. A partir de la pubertad y debido a los cambios hormonales, se dispara la incidencia de migraña en las mujeres.
     
  • Estrés: Es independiente del tipo de estrés y de los factores que lo desencadenan.
     
  • Alimentos: chocolate, cacao, vainilla, plátano, frutos secos, cítricos, aditivos de comidas basura, salchichas, quesos fermentados, picantes (alimentos que contengan sustancias con tiramina, glutamato monosódico).
     
  • Alcohol: independientemente del tipo, sin embargo, los vinos tintos que contienen taninos suelen desencadenar migraña con mayor frecuencia.
     
  • Cambios hormonales: la incidencia de la migraña se dispara en las mujeres tras la aparición de menarquia. La migraña suele empeorar con la ovulación y la menstruación, así como con la toma de anticonceptivos orales. El embarazo suele mejorar transitoriamente la migraña y muchas mujeres mejoran extraordinariamente cuando desaparece la menstruación.
     
  • Cambios climáticos: no existe un patrón climatológico para la migraña.
     
  • Falta o exceso de sueño.
     
  • Fármacos (vasodilatadores, nitritos, etcétera).

Además de estas causas generales, hay otras específicas relacionadas con el tipo de cefalea que se padezca. Así, en el caso de la cefalea de tensión y según estudios recientes, las causas podrían encontrarse en la zona trigémino-cervical de la cabeza y, más concretamente, en la hiperactividad de los músculos que se encuentran en esta región. En el caso de la cefalea en racimos, el origen apunta posiblemente al hipotálamo como fuente del dolor. 

Todos Los Derechos Reservados © Salud a tu Alcance - 2018