Sección de articulos

Causas de los trastornos mentales

Causas de los trastornos mentales

La salud mental incluye nuestro bienestar emocional, psíquico y social. Afecta la forma en que pensamos, sentimos y actuamos cuando lidiamos con la vida. También ayuda a determinar cómo manejamos el estrés, nos relacionamos con otras personas y tomamos decisiones.

Los trastornos mentales son condiciones graves que pueden afectar nuestra manera de pensar, nuestro humor y nuestro comportamiento. Son muchos los factores que influyen en la aparición de los mismos. Los genes, la historia familiar, las experiencias en la vida, como también la biología. Actualmente el modelo biopsicosocial juega un papel relevante. Esto se refiere, por supuesto, al papel compartido e interactivo de factores biológicos, psicológicos y sociales en el desarrollo de la salud mental.

Las presiones de la vida diaria

Las actividades y los eventos de la vida diaria generalmente nos ponen bajo presiones que nos causan tensión física y mental. La tensión puede deberse a problemas físicos, como enfermedades o exceso de trabajo. También puede deberse a lo que nos sucede emocionalmente, como el tener conflictos familiares. Aún los eventos que generalmente causan alegría (como el nacimiento de un nuevo bebé o el conseguir un trabajo) pueden producir tensión, puesto que nos cambian la vida.

Las pérdidas y la muerte

Cuando perdemos algo o a alguien que valoramos (a un ser querido, nuestro trabajo, nuestro hogar, o a una amistad muy cercana) es posible que nos sintamos abrumados por la aflicción. Eso también puede suceder si nos enfermamos o desarrollamos alguna discapacidad física.

La aflicción es una reacción natural que nos ayuda a adaptarnos a las pérdidas y a la muerte. Sin embargo, si sufrimos de varias pérdidas a la vez, o si sufrimos de mucha presión en nuestra vida diaria, es posible que comencemos a desarrollar problemas de salud mental.

Los traumas

Cuando algo terrible nos sucede o le sucede a alguno de nuestros seres queridos, podemos sufrir un trauma. Algunas de las causas más comunes de los traumas son la violencia en el hogar, la violación, la guerra, la tortura y los desastres naturales.

Un trauma amenaza nuestro bienestar físico o mental. Como resultado de esto, nos  sentimos en peligro, inseguros, impotentes e incapaces de confiar en el mundo o en la gente a nuestro alrededor. Generalmente se requiere mucho tiempo para recuperarse de un trauma, sobre todo si éste fue causado por otra persona, no por la naturaleza. Los traumas que pudimos haber sufrido cuando éramos niños, antes de poder comprender lo que nos estaba sucediendo o de poder hablar de ello, pueden afectarnos durante muchos años sin que nosotros mismos lo sepamos.

Los problemas físicos

Algunos problemas de salud mental se deben a problemas físicos, tales como:

  • las hormonas y otros cambios en el cuerpo.
  • la desnutrición.
  • las infecciones, como las de VIH.
  • los plaguicidas, herbicidas y químicos industriales.
  • las enfermedades del hígado o de los riñones.
  • el exceso de medicamentos, o los efectos secundarios de algunos medicamentos.
  • el abuso de las drogas y del alcohol.
  • los derrames cerebrales, la demencia y las lesiones de la cabeza.

Siempre hay que considerar la posibilidad de una causa física cuando tratemos los problemas de salud mental. Recordemos también que los problemas físicos pueden ser una señal de un problema de salud mental.

Los cambios en la vida y en la comunidad

En muchas partes del mundo se está forzando a las comunidades a cambiar con demasiada rapidez, ya sea debido a razones económicas o a conflictos políticos. Muchos de esos cambios requieren que las familias y las comunidades alteren por completo su forma de vivir. Por ejemplo, cuando las familias y las comunidades se desbaratan, o cuando la vida cambia tanto que las formas acostumbradas de lidiar con los problemas ya no dan resultado, las personas pueden comenzar a padecer de problemas mentales.

Todos Los Derechos Reservados © Salud a tu Alcance - 2018