Sección de articulos

Comer Bien para Envejecer Bien

Comer Bien para Envejecer Bien

Reconocer que hay que cambiar, que existen hábitos tóxicos a erradicar como el consumo de tabaco, alcohol o la vida sedentaria. Adoptar una alimentación adaptada al ritmo de vida individual. El consumo de calorías y las características de los alimentos deben ir acordes al gasto energético que una jornada diaria supone para cada persona. Las calorías que necesita un oficinista no son las mismas que las que necesita un deportista profesional o un minero. Cambiar los hábitos para conseguir 'comer de forma limpia'. Seguir una alimentación saludable en la que se evitan los conservantes, los productos procesados, los azúcares o frenar el consumo de sal. Es posible saltarse la dieta en ocasiones pero siempre partiendo de un estado de salud bueno tras mantener una dieta saludable acorde a cada persona, señala el doctor. Ser conscientes de la calidad de los alimentos que tomamos. "Lo que se come es lo que horas más tarde alimentará a las células del organismo". La alimentación de cada día debería basarse en lo que ese día concreto se va a realizar, y combinar así elementos como los hidratos de carbono, las proteínas o las vitaminas en función de las demandas que tendrá que satisfacer el organismo. Realizar actividad física. Distingue entre ejercicio, actividad física y deporte encontrando la virtud en el término medio. El ejercicio es una práctica física potente que se realiza de forma puntual y la actividad física es ejercicio moderado realizado de forma pautada y habitual. El deporte, por su lado, sería ejercer como profesión con alto nivel de exigencia para el organismo una actividad física.
 

Todos Los Derechos Reservados © Salud a tu Alcance - 2018