Sección de articulos

Páncreas Artificial.

Páncreas Artificial.

está diseñado para administrar automáticamente la insulina que el páncreas no secreta en los pacientes con diabetes tipo 1. Su misión es controlar la glucosa en plasma de forma continua decidiendo en cada momento la mejor dosificación de insulina para ello. Y si queremos controlar, ¿qué necesitamos? Lo primero, ser capaces de medir aquello que queremos controlar: la glucosa. De ello se encargan los monitores continuos de glucosa, que miden (o mejor dicho, estiman) la glucosa cada cinco minutos. Lo segundo, ser capaces de actuar para cambiar aquello que queremos controlar, es decir, administrar insulina. De ello se encargan las bombas de insulina, cuya dosis puede ajustarse de forma continua según necesidades. Esto se hará cada cinco minutos, con cada nueva medida de glucosa. Lo tercero y último, la “fórmula mágica” para calcular la dosis de insulina adecuada en función de la glucosa medida y la glucosa objetivo para mantener la glucosa “bajo control”. Esto es lo que se conoce como “algoritmo de control” y es el director de orquesta del páncreas artificial. Su forma física: un programa informático alojado en la propia bomba de insulina, o en un dispositivo móvil. Ya tenemos pues todos los ingredientes de un páncreas artificial:

Todos Los Derechos Reservados © Salud a tu Alcance - 2018